3.29.2014

Jysus en ¡glück!

Abrumador llenazo total del concierto de Jysus de hoy. Ha sido una pena que tanta gente se haya quedado fuera bajo la lluvia, y no hayan podido disfrutar del maravilloso y divertidísimo concierto de Jysus. Por primera vez en nuestra historia, hemos improvisado un segundo pase una hora después, algo más calmado y al que han asistido unos pocos suertudos que justo pasaban por ahí.
Gracias Jysus y gracias a todos los que habéis podido entrar y los que no. El mes que viene más.










3.21.2014

Malakids

Justo dentro de una semana, los barrios de Malasaña y Conde Duque vamos a acoger el primer festival de barrio para niños. Y no será un festival cualquiera, será un festival guay de verdad, que para algo será el festival para niños de Malasaña y Conde Duque.
Un montón de tiendas, espacios y asociaciones ofrecerán diferentes eventos para niños; conciertos, talleres, exposiciones, juegos, cuentacuentos, photo call... si pincháis en este enlace podréis ver todo lo que durante los días 28, 29 y 30 podréis encontrar, pero, si queréis saber lo que haremos en ¡glück! sigue leyendo.
Nosotros, como no podía ser de otra manera, ofreceremos uno de nuestros ya, míticos conciertos acústicos. Será el sábado, a las 18,30 y el grupo invitado es Jysus, que no pueden molar más, ¿qué no? pincha aquí para escuchar su mezcla de folk y rock psicodélico.
¡Os esperamos a todos!

3.12.2014

Picnik e Indikidual de verano también están aqui

Ando yo bastante liada con una cosita que espero poder enseñaros en breve, por eso no he tenido tiempo de comentaros como Dios manda las nuevas colecciones que ya tenemos aquí. Por un lado Picnik, la veraniega Picnik, ya luce entre nuestras perchas. Porque Picnik en invierno mola, pero en verano es lo más. Y es que su propio nombre ya lo dice. Algodones finos, vestidos al viento, sus preciosos leggins, ranitas que enamoran... Y es que ¿quien no es de Picnik en verano?




Y la divertidísima Indikidual también goza de su lugar privilegiado entre nuestras perchas. Con sus plátanos, sus puntitos de colores, sus flecos, sus monos... todo muy Pumky Brewster, muy guay.



Disponibles ya en la tienda física y en la on line, y no es por meter prisa ni nada, pero sabed que tengo pocas unidades por talla y luego uno se espera a que haga mucho calor, pero otros no, y de repente, cuando te quieres dar cuenta, justo la talla que buscas, pues ya se la han llevado...

3.08.2014

Sobre piojos y conspiraciones

Permitidme una pequeña salida del guión. Es probable que en esta época del año lo que todos esperáis de este humildísimo blog es información sobre las colecciones que nos van llegando, pero ya que es mío, con todo lo de personal que eso engloba, tengo la imperiosa necesidad de desahogar por aquí un tema, que muy felizmente había sido residual en mi vida, pero que en poco más de dos meses ha pasado a estar presente a diario; en mi mente, en mi vida, en mi cuarto de baño, en mi bolsillo, en mi vista... Sí señores y señoras, los piojos han entrado en mi vida y, por lo que he hablado con otras madres amigas de hijos más mayores, no sé cuando saldrán de ella.

Hace un par de años comencé a recibir folletos informativos a la salida del colegio sobre cómo actuar en caso de detectar piojos o liendres en la cabeza de mi hija, pero entonces aún tenía el problema lejos. Ni lo veía venir si oteaba el horizonte. Poco a poco, las conversaciones sobre piojos empezaron a cobrar fuerza entre mis conocidos; que si pillamos un avión y la niña tenía piojos y por poco no viajamos, que si mi sobrina los pilla todo el rato, que si fulanito ha llegado a casa con liendres, que si a menganito el OTC no le ha hecho efecto... empezaban a ser más frecuentes.


De repente, los emails del grupo de google de los padres de la clase de Manuela empiezan a versar mayoritariamente sobre liendreras, este o aquel producto y remarcan una y otra vez que POR FAVOR, así en mayúsculas y como muy alto; nerviosos, cansados... que revisemos las cabezas de nuestros saludables pequeñines.
Yo revisaba la de la mia, pero  nunca encontraba nada, y aunque, ya si, veía la plaga como desde lo alto de una torre, como un ejército de trolls que llegan a destruír la ciudad, aún me creía a salvo en mi habitación de la torre.

Me sentía una privilegiada. Sí, tal cual, llegados a este punto en el que parecía que el 99% de los compañaeros de clase de Manuela estaban infestados de piojos, yo estaba convencida de que la sangre de mi hija debía tener una sustancia que, por alguna razón, no le molaba nada a los piojos. Oye, quien sabe, igual eran unos sibaritas. Pero es que a Manuela no le pican los mosquitos en verano, y yo, quería creer mi teoría de la sangre con mal sabor.
Pero todo esto cambió. Mi mundo tal y como lo conocía, con mis preocupaciones de higiene normales dieron un vuelco de 180º, el miércoles después de las vacaciones de Navidad. Manuela salió del colegio, yo la abracé, le di un beso como siempre y de repente mi vista se detuvo en su negra cabellera. Y ahí estaban. Cientos, quizá miles... diminutas y blaquecinas, agarradas a sus finos pelos como si no hubiera mañana... las LIENDRES. Y sólo al escribir estas palabras empieza a picarme toda mi enmarañada cabeza.
Miré a mi alrededor, un poco avergonzada, sin saber muy bien porqué, porque por lo visto Manuela debía de ser la última en caer... la Will Smith de su clase, pero por fin lo habían conseguido y habían invadido esa virgen cabecita.

Salimos del colegio y me detuve en el semáforo, ahí, claramente, logré ver tres piojos que se daban una vuelta alegremente, con sus minúsculas patitas y sus asquerosos cuerpecillos entre los pelos de mi hija. Los intercepté a los tres y los espachurre con mis propios dedos.
Para entonces Manuela parecía incluso feliz, creo que le hizo ilusión tener piojos. Eso de lo que tanto hablaban pero que nunca había experimentado; al otro lado del paso de cebra de Fuencarral se encontraba su padre con Rita y ella gritó feliz con todas sus fuerzas: ¡PAPÁ, TENGO PIOJOS!, sin poder contenerse en dar la noticia por lo bajini, como pensaba hacer yo.
Y ahí comenzó todo.
Lociones, liendreras, film transparente para envolver cabezas, truquitos, picores... ya no puedo mirar a mis hijas sin que mi vista haga un exhaustivo escrutinio entre sus pelitos. Soy capaz de ver liendres mientras les digo lo mucho que las quiero, miro las cabezas de sus amigas con desconfianza y autoafirmación...



Mi amiga S, que no tiene hijos pero si una infancia con persistente presencia de piojos, está convencida de que todo forma parte de un cruel y efectivo plan de márketing directísimo de la industria antipiojos. Mi padre que es muy fan de las teorías conspiradoras está completamente de acuerdo. Y yo, así os lo digo, pues también. Porque si no, ¿qué sentido tiene que sean sólo los niños los que sufran las plagas piojiles?, ¿por qué no dan el primer día de universidad las mismas fotocopias que me dan a mi en infantil para saber como actuar en caso de encontrar piojos?, los universitarios también comparten clases, intimidades, abrazos...  ¿Por qué en los festivales de música a parte de las típicas prevenciones de sexo seguro y cuidadín con el alcohol no te avisan también de lo incómodo que es pillar piojos? Porque si en el Primavera Sound uno no pilla piojos pero en un cole público -o privado, que en esto de los piojos lo que pagamos lo padres a final de mes no les importa lo más mínimo- del centro de Chamberí caemos todos, pues a mi hay algo que no me cuadra...
 ¿Estos no pillan piojos?
Así pues, sólo me queda lanzar un desesperado llamamiento: señores de OTC, Neosistrín, Arkopharma, Bexamil, Mitigal, Parasitrín, Filvit, Paranix, Fullmarks... dejen esa perniciosa estrategia de lanzar piojos en los patios de los colegios. Por favor se lo pido.

3.04.2014

Tocotó Vintage ya está en ¡glück!

Tocotó Vintage es una de las marcas más esperadas de ¡glück!. Es aquella por la que recibo más llamadas preguntando por este o aquel precioso y delicado modelo, que tantas espectativas y deseos desata.
Y no es para menos.
Tocotó Vintage es la perfección, los detalles, la delicadeza... Es aquello que cualquiera querría poner en el cuerpo de su pequeño y frágil bebé.
La colección de verano de Tocotó sigue su línea de colores empolvados, -excepto el amarillo, que es brillante y limón-, y patrones antiguos. Tegidos voile, algodones puros, puntillitas mínimas y elegantes, fino denim... Si todavía no has caído rendida a sus pies es porque no lo conoces.

3.01.2014

GGQuintanilla en ¡glück!

La tarde lluviosa no ha ayudado mucho para el lleno total en nuestro concierto de febrero, aunque esta condición meteorológica no ha influído para que los asistentes disfrutaran de lo lindo con GGQuintanilla, que han ofrecido un concierto precioso.
¡Gracias chicos!
Aquí el documento gráfico:
















2.27.2014

Nuestra escapada a Asturias

La semana pasada escapamos unos días al campo. Y fue algo maravilloso y necesario; la naturaleza, nosotros cuatro, el tiempo -24 horas sin nada más que hacer que estar juntos- y Asturias, fantástica región donde las haya.
Así fueron nuestros días: